domingo, 1 de febrero de 2015

DESTRUIR POR DESTRUIR

En la calle de la Cera apareció tiempo atrás un pavoroso tiburón que por entre sus fauces asomaba una cabeza

La obra es un Freakfrosters y no representaba a Jonas y la ballena, pero la verdad que acabó integrándose en el paisaje urbano perfectamente

Pero como dice el refrán, poco dura la alegría en casa del pobre...y el admirado "paste-up" ha sido tragado no por el temible cetáceo si no por los tuneadores municipales....y han presumido diseminado sus restos por la pared

Barcelona, parece que no ha entendido eso del respeto con las obras que estos artistas nos dejan tan generosamente por nuestras calles. Muchas son las ciudades que han empezado a valorar estas explosiones festivas de arte, claro que primero han sabido distinguir a que llamamos arte y que lo diferencia de lo que no lo es.

Digo esto del respeto porque en la calle de santa Elena convivian un corazón roto de Penélope Maldonado y un Freakfrosters sin problema alguno

Pues mira por donde a los de la brigada de tunedores les pareció mejor pintarlo todo con ese preboste tan barcelonés como la pintura caca de pato- corazón incluido- y se han quedado tan frescos

Y nosotros tan tristes.....Ah, pero no os vayáis a pensar que era para restaurar la pared, no eso se queda igual que para eso es el Barrio Chino de Barcelona.

2 comentarios:

  1. Porque la cuestión es roperlo todo.
    La ignorancia es muy osada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues digo yo que se podrían pintar otras cosas ¿no?
      Gracias Miquel, por cierto he visto estorninos ademas de tu post !!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...